Carnicería online

Carne de pasto omega 3

La carne de pasto es un tesoro para la salud. Muchos expertos en nutrición y distintos estudios científicos revelan que el cambio de hábitos nutricionales entre la población ha generado enfermedades degenerativas  como el Alzheimer, la diabetes, enfermedades cardiovasculares e, incluso, el cáncer.

Esto es debido a que nuestra alimentación se basa en una gran cantidad de alimentos procesados generados por la industria, llenos de saborizantes , azúcares  y grasas malas para que comamos grandes cantidades y nos creen adicción (algunos expertos ya la están considerando peor que el tabaco).

Además, se calcula que nuestra ingesta de omega 6 es muy superior a la de omega 3, lo cual podríamos modificar si, en lugar de carne proveniente de animales mal alimentados, comiéramos carne de pasto donde el equilibrio entre ellos es mayor.

La proporción de 3:1, en comparación con 5:1 o incluso un 14:1 hace que sea una alimentación altamente inflamatoria ,potenciando que llegue a ser crónica o ayudar a que se produzcan con mayor facilidad.

La industria ha sustituido las grasas buenas y necesarias como la de cerdo por margarinas , nuestro oro líquido el aceite de oliva virgen extra por aceite de girasol y por si esto fuera poco, los alimentos industriales están plagados de aceite de palma priorizando lo más barato a lo más sano.

Carne de Pasto

La carne de animales criados con pasto tienen más ácidos grasos omega-3 beneficiosos entre otras muchas cosas,  para la función neurológica y el sistema cardíaco, más betacaroteno un potente antioxidante  al igual que la vitamina E, y gran cantidad de Ácido Linoleico Conjugado con propiedades anticancerígenas, y vitamina B.

  • Los ácidos grasos omega 3 tienen propiedades antiinflamatorias, disminuyen los triglicéridos y colesterol en sangre y disminuyen la formación de coágulos.
  • Hay dos ácidos grasos necesarios para el funcionamiento del organismo que no podemos sintetizar, el ácido omega 3 alfa linolénico (AAL) y el ácido omega 6 linoleico (AL). Por ello se les considera ácidos grasos esenciales.
  • Tienen menor contenido de grasas saturadas: En general, la carne de pasto contiene menos grasas saturadas y más ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados en comparación con la carne de animales alimentados con granos. Esto puede contribuir a una mejor salud cardiovascular.
  • Ausencia de hormonas y antibióticos: Los animales alimentados con pasto suelen ser criados en sistemas más naturales y no reciben hormonas de crecimiento ni antibióticos de forma regular, lo que puede ser beneficioso para la salud humana y reduce el riesgo de resistencia a los antibióticos.
  • Impacto ambiental reducido: La producción de carne de pasto tiende a tener un menor impacto ambiental en comparación con la carne convencional. Requiere menos uso de recursos como agua y energía, y puede ayudar a promover prácticas agrícolas sostenibles.
vacas de pequeños ganadero

Cuida lo que comes

Intentemos llevar una alimentación lo más sana y natural posible , busquemos solo la simple lógica , ¿Qué es lo que el ser humano comía?

¿Cómo nos alimentábamos?

Volvamos a la alimentación de nuestros ancestros , los animales al igual que nosotros son lo que comen, es imposible separar la salud de la tierra , con la de los animales y con la nuestra.

En resumen, la carne de pasto no solo puede ser más nutritiva, sino que también puede ser una opción más sostenible y ética. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la calidad de la carne depende de varios factores, incluyendo las prácticas de crianza y el manejo de los animales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *